PS4, ¿salvación? ¿error definitivo?

No voy a hablar íntegramente de PlayStation 4, cuyos rumores ya empiezan a aparecer como es normal, igual que sus competidoras Wii U y la supuesta Xbox Jump (720).

Voy a hablar de Sony Computer Entertainament Systems (SCES), que me conquistó con PSX.

SCES logo

Sony por aquél entonces, en 1994 (concretamente el 3 de diciembre) lanzó su primera consola de 32 bits, bajo el nombre de PlayStation. ¿Qué ofrecía? un catálogo interesante, un mando revolucionario y potencia (aunque curiosamente, no tanta como sus competidores). En cualquier caso, el cóctel provocó que PlayStation se situara como principal consola en ventas y éxito de aquella generación. Probablemente su punto más fuerte fue su catálogo y los títulos exclusivos como Gran Turismo, verdaderas obras de arte de la 5ª generación de consolas. Pudo competir fácilmente con Nintendo 64 (1996) y Sega Saturn (1994) y no sólo eso, se situó como mejor consola de ésa generación en ventas.

PlayStation

Durante la vida de PlayStation, apareció el archiconocido Dual Shock, un mando con vibración y dos palancas analógicas, además de 10 botones y un D-Pad. Fue todo un éxito y de hecho, sigue siendo un estándar en cuanto a diseño de mandos.

Dual Shock v1

La siguiente generación, Sony volvió a triunfar (excepto en EEUU) con PlayStation 2, siguiendo el modelo básico de PSX. Un catálogo inmenso, con unas exclusividades excelentes hacían que la consola de Sony se situase en las primeras posiciones de nuevo. Una buena estrategia de consolas, la consola para jugar. En aquella época, pese a tener un lector de DVD, PlayStation 2 no ofrecía muchas soluciones multimédia ni tenía demasiados abalorios extras – pese a que el kit de Linux con el adaptador de ethernet apareció -. Eso implicaba en que todo se volcaba al 100% en la creación de juegos, lo que supuso el gran catálogo que tuvo, frente a su competidora Xbox, que pese a tener mejores gráficos y una potencia bastante mayor, se quedaba corta en catálogo de juegos. Xbox por aquél entonces se vendía como la consola más fuerte, es la imagen que Microsoft quiso dar. Imagen de potencia bruta y de dominación, frente a la creatividad del marketing de PlayStation 2. Microsoft no consiguió arruinar los planes de Sony, pero en cierto modo, a Sony le hizo daño verse inferior ante un rival tan duro.

Más tarde llegó la portátil de Sony, la PSP. Aquí las cosas no es que se empezaran a torcer, pero sí que vimos ya por primera vez, la adopción de un nuevo formato físico por cojones. El – asqueroso – UMD (Universal Media Disc) y por otro lado, las “Memory Stick Pro Duo” para el almacenamiento. Ésto encareció el producto a la par que ofrecer un medio mediocre (la capacidad de los UMD era bastante limitada, teniendo en cuenta que en un periodo breve de tiempo cualquier tarjeta de memoria superaba con creces la capacidad de un UMD. Sony impuso el formato e incluso dio bombo a películas en UMD, algo que obviamente, no tenía demasiado futuro al ser un formato físico sólo compatible con la consola de Sony. PSP pecó de tener un catálogo mediocre sobretodo en su primera fase, con una cantidad exagerada de juegos third party, bastante nefastos y caros. Si no recuerdo mal, 4 o 5 años tardó el juego con el que anunciaban la consola, Gran Turismo, que fue el aliciente para comprársela la gente, al ver que prometía un catálogo similar al de PlayStation 2 pero en formato portátil.

Precisamente aquí empieza lo que yo llamo “la ida de olla de Sony” en cuanto a planificación y estrategia. Por aquél entonces se rumoreaban datos sobre PlayStation 3 y su rival, más establecida ya gracias a la importación de Xbox durante la anterior generación – que no cosechó muchas ventas, pero sirvió para darse a conocer como rival directo -, Xbox 360 de Microsoft. A primera vista según los rumores y las peleas varias entre los integrantes de Microsoft y Sony, parecía que la guerra la tenía ganada Sony con una consola que imponía tecnología, con un procesador muy potente y una gráfica – a primera vista – a la par, además con la integración del nuevo formato físico Blu-Ray disc, con capacidad de 25Gb para juegos en alta definición. Microsoft, mucho más humilde en sus campañas y mucho más cercana a los usuarios en esta nueva estrategia (a diferencia de su campaña de “lado oscuro” de Xbox), presentaba una consola también con una potencia destacable, pero que apostaba por el formato DVD que ya estaba muy establecido en el mercado y además, tenía un coste muy inferior pese a estar más limitado en capacidad. Microsoft decía que no era necesário un Blu-Ray o HD-DVD para juegos en HD todavía y que con un buen kit de desarrollo, era posible meterlos en DVD sin problemas. Sony por su parte, anunciaba una potencia desmesurada que teóricamente iba a aplastar a su rival gracias al nuevo formato físico – que estaba en lucha con HD-DVD de Microsoft -.

En realidad, Sony lo que quería era ganar la lucha por el formato físico con su Blu-Ray, de más caro coste de fabricación y hardware debido al nuevo lector láser de haz azul (de ahí el nombre). El HD-DVD propuesto por Microsoft y apoyado en su origen por más compañías que el Blu-Ray, proponía un disco con mayor capacidad que el DVD, 15Gb pero con un lector más barato de fabricar y unos discos también de producción más económica. Mientras Microsoft apostó por dejar de lado el HD-DVD de su consola, y centrar ésta en el desarrollo de juegos, Sony imponía el Blu-Ray en PlayStation 3 para que todos los compradores de la consola, fuesen un voto a favor sobre su apuesta de formato físico y también, un gancho para que las compañías, al ver el volumen, saltasen del HD-DVD a su plataforma. Microsoft llegó a sacar el reproductor de HD-DVD como accesorio para Xbox 360, pero murió junto con la muerte del formato HD-DVD, cuando Sony, gracias en gran parte al número de reproductores Blu-Ray instalados en casas de usuarios, consistentes en su gran parte en consolas PlayStation 3, ganaba mercado.

Sony consiguió ganar la guerra de formatos, pero a costa de los usuarios, que tuvieron que desembolsar ni más ni menos la cantidad de 600€/$ por la consola, una consola que prometía ser infinitamente mejor que su rival, con una imagen de Sony cercana a verse ya ganadora de todo antes de si quiera iniciarse la carrera por la victoria de la generación. Pero resultó, que Xbox 360 ya llevaba tiempo en el mercado, le tenía un handicap de haber salido antes y otro gran handicap, un precio bastante inferior 399€ y un catálogo bastante potente y prometedor. Mientras que Sony daba halagos de victoria con su Blu-Ray y sus graficazos extremos que su rival no iba a poder ejecutar, Xbox 360 demostraba su potencia y dejaba por los suelos todo lo que se dijo de ambas consolas antes de su salida.

Xbox hizo un gran trabajo con Xbox 360. Por un lado, centrarse en los juegos ante todo, con un kit de desarrollo que encantó a los desarrolladores, un sistema sencillo, muy dedicado y orientado a los juegos, pese a no dejar de dar soporte a las capacidades multimédia de la consola. En general, se puede decir que el desarrollo general de Xbox 360 ha tendido a ir en alza, no hemos visto acciones que implicaran un cambio a peor, está actualizándose constantemente para ofrecer mejoras y Microsoft se ha volcado mucho – a base de talonario o no – en comprar exclusividades que anteriormente habían sido propiedad de Sony, gracias a que las marcas estaban viendo el crecimiento de la consola de Microsoft. Otra gran apuesta de Microsoft fué el Marketplace y los juegos Arcade, con un gran apoyo y una gran salida, amén de un excelente catálogo. Otra cosa que se sugería como fracaso, fue el hecho de pagar por Xbox Live para poder usar las funciones online de la consola, hasta que los usuarios de Sony vieron como las funciones online de sus juegos, gratuitos, funcionaban mucho peor que la de su rival, de pago, pero con una eficiencia y soporte brutal, a años luz de su rival. Xbox tuvo un tropiezo con las 3LR que afectaron a un gran número de consolas, sin embargo, ante el fallo de sobrecalentamiento por mala fabricación de la consola, regalaban 3 años de garantía para los modelos afectados y en caso de ser afectado, la sustitución de la consola con algún regalo extra por la espera (juegos, mandos, MSP o tiempo de Live). Microsoft dio la cara y se esforzó en generar un nuevo hardware más resistente al calor y más eficiente.

La otra cara, Sony, no tuvo tanto éxito en su camino (pese a sostener unas ventas correctas, no llegaban a alcanzar a su rival ni cumplían los objetivos previstos por el equipo). Ese poco éxito creo que se debe al mal desarrollo estratégico de la consola. Decidieron enfocarse demasiado en aspectos secundarios y no enfatizar tanto el factor juegos. Quisieron que su consola fuese un superordenador capaz de hacer mil cosas, en vez de una consola potente con extras multimédia. Un claro ejemplo fue el desarrollo de plataformas como Home, Folding @ Home u otros servicios online que no tuvieron un éxito muy general y que dejaron de lado en parte el desarrollo de juegos. Los desarrolladores se quejaban de un kit de desarrollo complicado y las cifras mostraban como muchos juegos no llegaban a llenar el Blu-Ray. Por otro lado, se descubrió un cuello de botella entre los componentes básicos, la CPU y la GPU, que pese a ser potentes no conseguían transmitir la información a la velocidad que deberían haber tenido para ser más eficientes. Además, se sumaba el lector de Blu-Ray de velocidad 1X que causaba cargas eternas e incluso, la obligación de tener que instalar contenido del juego para poder jugar. Resulta que el disco que prometía capacidades extremas, resultaba ser más un obstáculo que una ventaja para el desarrollo y reproducción de videojuegos, el sector en el que Sony tenía que apostar si quería lograr algo. Además, Sony retiró el desarrollo Linux de la consola y funciones en contra de la opinión de sus usuarios. No sólo eso, prometió retrocompatibilidad y murió con la primera versión de la consola. Tuvo un gran tropiezo con el ataque hacker a la red PlayStation Network con el robo de miles de datos de usuarios que quedaban expuestos por internet para el disfrute de cualquiera, con el riesgo que supone eso para la seguridad de sus usuarios, y tardaron en dar la cara. Y tampoco PlayStation 3 se olvida de los problemas de hardware, que aunque tuvieron menos eco en internet, surgían a diestro y siniestro, como el fallo más típico, la luz amarilla (por sobrecalentamiento también) o la rotura del lector. No conozco a ninguna persona que sólo haya tenido una PlayStation 3, hasta la fecha, todos los que conozco llevan más de una y algunos, incluso ya empiezan a tener problemas con los nuevos modelos. Sony no dijo nada, se calló y no ofreció ninguna solución externa al problema. Además, no sólo no conseguía unos gráficos despampanantes que rompían los esquemas del rival, incluso en muchos juegos, el rendimiento y la calidad final eran mejores en Xbox 360 que en PlayStation 3, dejando por los suelos los discursos imperiales de Sony auto-halagándose de tener la mejor consola en potencia del mercado – queriendo emular en parte la estrategia que Xbox utilizó sobre PlayStation 2 y que acabó no cumpliendo con los objetivos propuestos –

Paralelamente, la industria PSP lanzaba modelos a diestro y siniestro en un intento de resurgir la marca, con lanzamientos nefastos como la PSP Go, extremadamente cara y con 0 ventajas respecto a sus antecesoras, dónde incluso Sony rompió lazos con su propia apuesta de formato físico, el UMD, que ya no llevaba la consola.

Ahora están en curso las ventas de PSP Vita, con unas ventas horribles estando incluso por debajo de su antecesora, la PSP clásica. Ésta vez tampoco ha sido el hardware el principal problema de las ventas de Vita, si no un catálogo pobre y una apuesta que parece que va a tardar en conquistar el mercado, el mismo efecto que tuvo PSP pese a ser más cara y ofrecer menos posibilidades en su salida.Vita es otro ejemplo de Sony, de querer abarcar demasiado, querer tenerlo todo y venderse como una navaja suíza, cuando su objetivo es vender juegos y que éstos sean el principal objetivo. Sensores, paneles táctiles, pantallas táctiles, cámara, micrófonos… lo tiene todo, pero no tiene juegos que generen una atracción sobre ella, por lo menos aún.

La próxima generación dirá… yo obviamente actuaré como hasta ahora, compraré en caso de comprar alguna la que parezca ofrecer mayor soporte a las desarrolladoras y la que ofrezca mejor rendimiento calidad/precio. Será Sony o será Microsoft o quién sabe si será la apuesta de Steam. En cualquier caso, lo que creo es que una consola debe priorizar sus esfuerzos en los videojuegos, que para algo es una consola. Ese intento de que sea cada vez más un ordenador me parece erróneo, ya que para eso ya están los ordenadores y no hace falta recordar que, les pegan mil patadas a las consolas (aún teniendo un coste bastante superior), gracias a su constante actualización y capacidad de actualizarse cambiando sólo algunos componentes. El desarrollo en PC es continuo, no como en consola y es por ello que las consolas deben priorizar su desarrollo en los videojuegos, ya que básicamente, son su pilar central. Tampoco tenemos que olvidar que gran parte del éxito lo aportan los videojuegos y cada día más, la cosa se vuelve más monótona en cuanto a sagas, sobretodo en cuanto a los títulos más conocidos, de eso hablaremos otro día…

Anuncios

Una respuesta a “PS4, ¿salvación? ¿error definitivo?

  1. Pingback: PS4, la consola invisible | PGRblog·

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s