Crowdsourcing y diseño

Visto que el tema del crowdsourcing y el diseño está calentito últimamente, aunque ya hablé sobre ello en parte en otro post, voy a aportar mi granito de arena al asunto de manera más profunda.

Como muchos sabréis soy diseñador y cuando digo “soy diseñador” me refiero a que he estudiado 4 años de carrera para formarme en aquello que en su momento fue un hobby (o por aquél entonces no caí en que era lo que me gustaba y que podía dedicarme a ello). Concretamente he estudiado en BAU Escola Superior de Disseny, en Barcelona, una universidad privada que ofrecía una titulación no homologada (prefiero no hablar del asunto del “grado”, que me pone de mala hostia) y específica de diseño gráfico cuyo coste asciende a niveles bastante elevados. Pero en cualquier caso, no valoro el coste si no lo que aprendí allí, que básicamente para mí era la profesión a la que quería dedicarme sin duda alguna.

Durante esos 4 años aprendí mucho, ante todo, que el diseño que funciona y que realmente soluciona problemas de comunicación es sin duda alguna aquél que tiene una base sólida detrás… ¿Por qué? muy sencillo, porque como todas las profesiones la experiencia y el legado que ha ido dejando no sólo sirve para observar obras impresionantes de grandes diseñadores, también sirve para aprender de ellos y todo diseño tiene – o mejor dicho, debería tener – una base consistente, unas normas y unas características que rara vez se cumplen en éstas plataformas.

Por otro lado, me impacta ver el cómo se ha sacado provecho del crowdsourcing cuando hablamos de diseño. Ojo, no soy opositor del crowdsourcing si éste está bien hecho y apoya a aquél que busca financiación, es el caso por ejemplo de kickstarter, verkami u otras plataformas dónde gente ha propuesto proyectos que requieren un apoyo económico y gracias a la colaboración de la gente se han podido llevar a cabo. Es un plan muy bueno dado que si no se puede generar un plan de empresa correcto, al menos podemos averiguar si nuestro proyecto tiene salida o no inicial… Aunque éste tema llevado a un lado abusivo (el problema de éstos), se vuelve un poco en contra de la filosofía inicial de la plataforma. Por ejemplo de kickstarter han salido proyectos asombrosos como la consola Ouya, el 3Doodler, etc… sin embargo también tenemos 1.000.000 de modelos de carteras para llevar nuestras monedas y billetes… Lo bueno por un lado, lo malo por otro, cualquiera puede tirar de la iniciativa para evitar ése estudio de viabilidad del proyecto y dejarlo en manos de los consumidores (que por otro lado son quienes mostrando o no su apoyo frente a proyectos realmente interesantes o no, le dan validez a éste tipo de estructuras de negocio).

Pero el panorama es muy diferente cuando enfocamos el crowdsourcing al mundo del diseño, entonces aparecen casos ya no de apoyo si no de esclavitud hacia una profesión a la que considero, se le DEBE MUCHO. Sí, MUCHO y muchas explicaciones de un país que desde luego valora el diseño a la altura de una mierda reseca de perro. Sí, en España el diseño no se valora lo suficiente ni se trata como se debería. A la vista están los concursos que vienen por parte del gobierno para elaborar identidades con una repercusión mediática y con un peso cultural muy grande, como la identidad para las olimpiadas de Madrid, cuyo diseño fue sacado a concurso y ganado por un estudiante de diseño (menos mal, que al menos era un estudiante). Un país NO PUEDE sacar a subasta una identidad que va a representar al mismo en todo el mundo, dicho trabajo debería tener una elaboración muy precisa, unos estudios detrás enormes y debería intentar conseguirse no una identidad, si no la mejor identidad olímpica posible, por muchos motivos. Pero no, a concurso y que se presente el que quiera… Pero claro, después del caso de la web del senado… o de los trajes olímpicos presentados en Londres, deja bastante claro que no tenemos pudor ni vergüenza alguna… en ningún sentido.

Adtriboo

Pero aquí vamos a hablar más del crowdsourcing puro y duro, de lo que hacen los impresentables de Adtriboo, por ejemplo. Una panda de buitres que en su momento tuvieron la genial idea de montar una plataforma lucrativa (para ellos) en la que los diseñadores nos relevamos a un nivel de pacotilla, haciendo trabajos por tarifas infames, sin pies ni ojos. Para el cliente todo parece muy bonito no vamos a negarlo, paga una miséria por un trabajo y encima recibe GRATIS un huevo de propuestas (y ahí los que participan tienen TODA la culpa de que esto siga pasando), sin pies ni cabeza, de nuevo como no podía ser de otra forma. ¿Pero reciben un trabajo válido? Viendo los resultados en ocasiones, está claro que NO. Por un lado timings que no se corresponden con los tiempos que se le deberían dedicar a proyectos de esa envergadura, sin estudios ni análisis de por medio de las empresas para las que se van a trabajar. Aquí el problema principal como ya he dicho es que de cara al cliente todo es precioso y un mundo de maravillas, pero de cara al diseñador profesional es un insulto grave, una devaluación clara de nuestra profesión y un nuevo modelo de esclavitud.

¿Por qué?

Pues por la sencilla razón de que ése “mockup” que piden para presentarse a la candidatura en un principio debería llevar una serie de pasos detrás que son TRABAJO, no una rascada de cojones como se piensan los capullos de Adtriboo, al menos, si el trabajo está bien hecho y tiene una estructura válida. Los diseñadores, pese a lo que la mayoría piensa, visto lo visto, no tenemos el truco misterioso para vivir del aire y nada más, por desgracia. Tampoco hemos encontrado la solución para poder trabajar sin electricidad y sin consumir absolutamente nada, claro. Ya suficientes ventajas tienen las empresas en cuanto a que muchos freelances trabajan en casas (y por ende no tienen un lugar de trabajo que mantener), que encima ya ni siquiera te quieren pagar tú comida, tú bebida, tú electricidad o tú transporte, entre otras miles de cosas que – señores de Adtriboo – se necesitan. Así que cerrando la ecuación, en conclusión cualquier tipo de éste trabajo requiere un gasto para nosotros, que no nos lo cubrirá la empresa a no ser que seas la propuesta ganadora.

Además, sumamos que es el propio cliente (quien, con perdón, generalmente no tiene puta idea de diseño, igual que yo no la tengo de arquitectura o de cómo gestionar y llevar una empresa), es quien decide qué diseño es el que se queda, así que los argumentos generalmente suelen ser tan contundentes como un “me gusta, es bonito” o “no me gusta, es feo”. Argumentos que tienen validez 0 desde un punto de vista del diseño gráfico. Y sí, el cliente tiene la razón, pero hasta cierto punto. Lo que hay detrás del diseño sólo lo conoce el diseñador y éste es el que tiene que poner argumentos que den validez a su trabajo, luego el cliente podrá decir que está de acuerdo o no. Pero hemos cambiado el salir a defender nuestro trabajo ante un coro de gente que sabemos que lo único que va a entender es si le entra por los ojos o no, y nosotros debemos argumentar el porqué de las decisiones que tomamos, a tirar nuestro trabajo encima de una mesa y que varios Leones ataquen sin piedad mientras nosotros nos mantenemos detrás de unos barrotes mirando cómo se comen nuestros diseños sin poder hacer nada…

En definitiva, la gente del tipo Adtriboo no nos hace ningún favor, es más, el único favor que nos podría hacer es desaparecer de la faz de la tierra y dejar de soltar gilipolleces argumentando que su negocio es viable y es el futuro. Sí, el futuro negro de los diseñadores del país, que por si no estuviésemos suficientemente jodidos por el enchufismo que se vive en el território en cuanto a trabajos de gobiernos, se añade el de los buitres que quieren sacar tajada de ello, encima queriendo quedar bien.

¿Y porqué pasa en diseño y en otros sectores no?

Curiosamente nuestro sector tiene una gran pega. Nádie te dirá como tienes que hacer un plato si eres restaurante de un Cheff (bueno, quizás Chicotte tras cagarse en él sí, pero por lo general no). Tampoco te dirá nadie dónde debes poner la pared maestra de tu casa si eres arquitecto (vamos, no se da el caso de “no mire, póngame la pared maestra fuera de la casa, que así no estorba dentro). Ahora vete al Bulli y dile a Adriá que te presente 50 platos, o no, mejor, 500 y que tú sólo elegirás a un ganador, le pagarás ése plato y te lo comerás, los demás que los tire a la basura, a ver que le parece. Según Adtriboo será una gran idea y estará encantado, o debería estarlo claro. Dichos todos éstos ejemplos, ¿por qué a un experto en comunicación le tienes que decir cómo comunicar?.

Ése es otro de los principales problemas, en el diseño, todo el mundo tiene opinión y sabe de ello, de maner innata, fíjate tú que suerte, sólo algunos nos gastamos la friolera de 30.000€ + para recibir unos estudios de diseño y tener una base sólida en cuanto a comunicación visual, pero hay otros que ya de por sí saben perfectamente que quieren (claro que normalmente los trabajos no son para ellos, si no para sus clientes y eh ahí el problema). Un buen diseñador es aquél que diseña para los usuarios, no para sí mismo, ni para el jefe de la empresa. Hay que saber ponerse en la piel del usuario que va a enfrentarse a tú diseño y no diseñar de manera que tú entiendas el proyecto, ya que tú tienes cierta información que el usuario no sabe a priori y debe descubrir usando tú pieza, así que si la omites, dando por hecho que tú la sabes y por ende, los demás también, estás omitiendo parte de esa comunicación, en ocasiones esencial.

Además, tenemos otro problema. El diseño gráfico se desarrolla en papel y en software generalmente, por lo que la parte del papel no suele tener problemas ni adeptos, pero el software sí. Y así como los que hacen castillos de arena en la playa tienen la decencia de no ponerse el título de “Arquitecto superior” muchos no dudan ni un segundo de llamarse “diseñadores gráficos” cuando su nivel no va más allá de usar 4 efectos en photoshop y generar piezas cuya participación no va más allá que bajar unas cuantas “shapes”, unos cuantos “brushes” y ale, al horno de piedra. Claro, ¿que pasa? fíate de quien es diseñador y quien no… aquí todo el mundo quiere cobrar de algo. Por suerte tenemos cierta barrera llamada portfolios dónde podemos aprovechar para darnos a conocer y argumentar nuestros trabajos, pero aun así, todo está muy disperso y el hecho de que cualquiera pueda ponerse la etiqueta, hace que la profesión sea más confusa.

¿Hay solución?

Claro que la hay, primero, eliminar plataformas como Adtriboo que lo único que son, son lastres para la profesión y esperar que dichos buitres acaben dónde deberían, en su tumba. A partir de ahí es cuestión de nosotros mismos que defendamos nuestra profesión ante los ataques que no paramos de recibir últimamente (aunque por suerte cada vez son más los profesionales que dicen NO a trabajos ingratos). Somos nosotros los que tenemos que rechazar propuestas si no queremos que nos pase lo que me pasó a mí recientemente con una empresa, bastante conocida, cuyo nombre no diré por respeto:

Hace unos días, la empresa X se pone en contacto conmigo para proponerme un trabajo remunerado (ojo, lo de remunerado estaba en mayúsculas, como si fuera algo especial, hay que joderse) y me piden mis referencias para que la persona encargada del proyecto pueda valorar si encajo en el perfil que están buscando o no.

Sin contestación alguna durante un par de semanas, eh aquí la respuesta:

Buenas Pablo,
perdona que haya tardado tanto en escribir, pero es que no se decidían. Te cuento como está la cosa:

Finalemente, la semana que viene presentamos la película a XXX, y nos gustaría entregar también un dosier de prensa, para el cual tenemos los contenidos pero no la portada.

Así que hemos lanzado convocatoria abierta en la que quien quiera, puede enviarnos una propuesta de portada. La seleccionada, a parte de hacer la portada del dosier para la prensa, se le gratificaría con 500 euros.

Evidentemente, no esperamos una portada que sea entregar e imprimir, pero si una idea bastante aproximada de lo que sería la imagen final, y luego ya juntos acabar de trabajarla. Para tener tiempo, nos gustaría tener las propuestas desde lo antes posible hasta una máximo de el lunes a las 10:00 de la mañana.

Te adjunto los materiales que disponemos para la portada. Las fotos son en baja resolución, pero si eligen tu portada ya quedaríamos el lunes y la trabajaríamos con todos los materiales.

El archivo adjunto es un breve dossier del proyecto y en el link de Dropbox están los materiales. Las tipos utilizadas, el formato, TODO es meramente provisional, así que tienes total libertad para hacer el cartel que quiera, como quieran, así como si quieres sacar fotografías de Internet. (retiro el link por evitar asociaciones con empresas).

Muchísimas gracias por todo, espero que tengas tiempo y te apetezca participar.

Un abrazo,

Yo podía haberme presentado, tal y como me invitan a ello, sin embargo, ésta fue mi respuesta:

Hola XXX,

Gracias por seguir informándome de cómo va el tema, aunque por ética profesional debo decir que no voy a participar. El porqué es largo, pero en resumen estoy totalmente en contra de los concursos de diseño por varios motivos diversos (y en diferentes grados según el caso), pero en esencia, entiendo mi profesión como un profesional del sector (por algo decidí formarme en una universidad privada con un coste elevado) y últimamente en España se está llevando mucho el estilo de concurso que me planteas, es decir, concurso abierto (en muchas ocasiones sin tener ni en cuenta si la persona que participa es diseñador o no) y un premio que se reserva única y exclusivamente para la propuesta ganadora, siendo por tanto todos los trabajos presentados, trabajos a coste 0. (El trabajo de un diseñador empieza en cuanto se recibe el briefing, no cuando hay una propuesta ya confirmada y se tira adelante. Hacer los bocetos y las propuestas conllevan un tiempo de análisis y de producción que en éste tipo de actividades no se cobra y eso para nosotros implica no trabajar gratis, perder dinero (tenemos que vivir, comer, pagar la electricidad con la que trabajamos, materiales, etc…)).

http://marketing.es/si-quieres-vivir-del-diseno-parate-y-piensa/ éste o http://graffica.info/comunicado-de-la-read-sobre-los-concursos-de-diseno/ éste enlace hablan sobre ello de manera más extendida. Me rijo bastante por éste esquema: http://www.shouldiworkforfree.com/espanol.htm de una diseñadora gráfica profesional a la que admiro.

Como profesional debo respetar ante todo mi trabajo y mi profesión. Aunque soy consciente de que mi experiencia no es muy larga, que me queda mucho camino por recorrer, considero que sí tengo una base de diseño sólida que he ido adquiriendo gracias a mis estudios universitarios y a mi necesidad siempre de aprender más de mi sector.

El premio que ofrecéis supera el que he visto en otros concursos, pero aun así no se trata del premio en sí, si no de las maneras. Si los propios profesionales del sector permitimos ésta “subasta” de nuestra profesión lo único que conseguiremos es que cada día esté más devaluada, cuando por otro lado, el diseño gráfico es una herramienta muy potente de comunicación y por ende debería tener un respeto mayor.

De nuevo, gracias por avisarme, pero espero que entiendas mi posición.

Un saludo.

Señores, #sisepuede

Anuncios

3 Respuestas a “Crowdsourcing y diseño

  1. Qué buen artículo de opinión! Excelente. Totalmente de acuerdo con la continua subasta de los trabajos de los diseñadores. La respuesta y la forma de actuar son ejemplares. Me quito el sombrero

  2. Releyendo mi comentario parece que diga que estoy de acuerdo con la subasta! Y no!! Ni mucho menos. Lo he escrito mal. Quería decir que comparto el enfado ante tal subasta. Me parece denigrante. Por ello considero que la forma de contestar al mail de oferta de trabajo es ejemplar 😉
    Abrazo

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s