Una historia de tablets

No voy a hablar de la cantidad ingente de tablets que rondan por los mercados actualmente, vengo a hablar de una imagen que hace tiempo ya que llevo viendo por internet y que recrimina que cuando Bill Gates presentó el primer tablet, no se le hizo puto caso, mientras que cuando Steve Jobs presentó el iPad, todo fueron alabanzas. ¿Se debe esto a que la tablet de Jobs llevaba una manzana a sus espaldas? o quizás, ¿hay otros factores?

Eh aquí la imagen en cuestión:

“2002: Bill Gates introduce la Tablet PC. A nadie le interesa.
2010: Steve Jobs presenta el iPad. El mundo entero babea como un perro.
2012: Steve Ballmer presenta Surface. La gente le recrimina haberse copiado de Apple”

Las tablets pre-iPad

Vamos a analizar esa Tablet PC que Bill Gates presentó en 2002.

Anda, resulta que lleva Windows XP Profesional Edition (Tablet PC Edition). Así que simplemente, es un Windows Xp normal y corriente adaptado a las virtudes de éste nuevo gadget, cuyas virtudes se limitan a poder escribir notas sobre la pantalla o poder escribir manualmente y que te reconozca los caracteres. Pero siendo realistas, el público – o target, a vuestro gusto – del dispositivo iba poco más allá de algún ingeniero, alguien que necesitase escribir constantemente (o tomar notas) o simplemente algún geek que quería fardar de futurista. Ahí está el problema, ahí está el nobody cares (a nadie le importa) de la imagen superior. Sí, tenemos que aplaudir que fueron los primeros, pero… ¿pensaron en algo más que en ponerle un display capacitivo (curioso, ya que la mayoría de dispositivos Windows Mobile solían ser resistivos en caso de ser táctiles) y un stylus? Obviamente no. La lista de contras del aparato superaba con creces los “pros” y eso hizo de él un mero recuerdo histórico.

Caros, poco asequibles, pesados, grandes, poco prácticos, lentos, pensados para un uso muy concreto, son algunos de los defectos que se le tiraron en cara a aquél Tablet PC de 2002, que pese a que siguió su fabricación, nunca llegó al nivel del aclamado iPad y no, no es por la forma o el precio en el fondo, va más allá, es por no haber pensado en una experiencia de usuario excelente, en no pensar en adaptarlo para su uso en función de su forma y características.

Y llegó el iPad

En 2010 Steve Jobs sacó lo que muchos calificaron de un iPod touch vitaminado y no iban excesivamente errados, pues sí, francamente, era prácticamente un iPod en gran tamaño, sin embargo, triunfó como nadie y creó un nuevo modelo de tablets que hasta hoy sigue siendo el estándar. ¿Es por su forma, por su precio o por su hardware? sencillamente no. El iPad no tenía una gran resolución, ni un peso realmente ligero, tampoco tenía un hardware de infarto (podríamos decir que estaba en la línea de la época). Tenía iOS, un sistema hecho a medida para él, cosa que Tablet PC no tenía, tenía un Windows normal con 4 parches para poder usar el stylus o el dedo. Ahí señores, está el éxito del iPad. Cuando usas un dispositivo táctil, más cuando sus medidas son limitadas, no quieres menús complejos o texto diminuto, quieres botones a un tamaño generoso, una interfaz limpia y fácil y un uso extremadamente sencillo. Quieres abrir tú aplicación en 1 click, no tener que rebuscar por menús para llegar a ella.

Eso Apple lo introdujo bien con iPhone y iPod Touch, interfaces limpias, fáciles, sencillas. Un uso agradable, sin lags, sin nada que te frenase cuando fueses a hacer aquello que quisieses hacer. Por eso, trasladando esa experiencia a una pantalla de 10″ arrasaron en los mercados, igual que arrasaron antes con el iPod touch y el iPhone, más allá de por tener simplemente una manzana grabada detrás, por ofrecer un dispositivo diferente y agradable.

Y ahora ha llegado Surface

Microsoft se lanza al mercado de las tablets con su propia apuesta y se llama “Surface” (un nombre del que ya habíamos oído hablar, por las grandes mesas táctiles que ya fabrica Microsoft). Parece que han aprendido la lección y por lo menos, ésta vez no es simplemente una tablet con un Windows incrustado en su interior, también ha cambiado el sistema operativo e introduce Windows 8 (seguramente, surface edition), pero básicamente, incorpora algo que era necesario, la interfaz Metro UI – a falta de nombre definitivo -.

Metro UI es una interfaz nueva que propone Microsoft claramente pensada para los dispositivos táctiles por sus grandes botones y su accesibilidad respecto a las versiones anteriores de Windows, que estaban diseñadas para usarse con la ayuda del mítico ratón, al que aún le quedan años de vida. Sin embargo, Microsoft ha optado por seguir en su línea y no querer sacar un sistema propio exclusivo para sus Surfaces, si no un sistema completo, un Windows entero con los beneficios de haber sido diseñado para ambos usos, táctil y normal. Quizás éste punto sea un problema más que una ventaja, pero siempre ha sido la idea de Microsoft frente a la de Apple. Mientras que los de Redmond (Microsoft) votan por un mismo sistema, adaptado a cualquier dispositivo (a excepción de Windows Phone, dónde sí han desvinculado el sistema base de los demás dispositivos), los de Cupertino (Apple) siguen creyendo que lo mejor es un sistema hecho exclusivamente para cada dispositivo (aunque claro, ellos lo tienen más fácil puesto que no tienen que injertar su sistema en cientos de aparatos distintos).

Finalmente, para no irme del tema, hablaré de la 3ª imagen correspondiente a Surface. ¿Porqué la gente critica que es una copia de Apple? pues simplemente por el formato, aunque no es un fallo de Microsoft, es el estándar de hoy en día. En cuanto al sistema, Windows 8 propone una interfaz totalmente distinta a iOS (mucho más que Android vs iOS por ejemplo) dada su mecánica de uso. En el fondo todo se remite a cuadrados que hacen de accesos directos y animaciones fluidas y agradables, pero es de las pocas apuestas que realmente divergen del escritorio con iconos de apps que iOS presentó en su momento. Microsoft no ha copiado a Apple, yo más bien diría que ha seguido sus pasos, para hacerse su propio sistema y su propio dispositivo, pero ello no es un error, es la idea de evolución, coger algo que funciona, adaptarlo y mejorarlo (y eso señores, es lo que Apple lleva haciendo siglos).

Ya veremos si Surface es tan potente como prometen y si realmente es compatible tener un sistema operativo completo en un tablet de 10″, pero por lo menos, ésta vez Microsoft ha pensado un poco más allá que trasladar el sistema de las torres a las tablets, ha diseñado un híbrido que ya veremos si funciona como debe en los PC de escritorio y en las Surfaces. Mientras tanto, un consejo para Microsoft, cuando presentes un producto, procura que sea un producto casi final y muy estable si no quieres encontrarte con el bochorno de que se te cuelgue durante la presentación… como sucedió en la de Surface.

Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s