Cansado de éste país.

De muchos es sabido que me planteo en un futuro irme a vivir a otro país de la unión europea, concretamente Holanda en primera opción.

Es preocupante el estado de éste país, pero más preocupante creo yo, es su futuro visto como van sucediéndose las cosas. Vivir en España no es lo que era (aunque personalmente, nunca he sentido mucha afinidad en general con el país) y menos, vivir en Barcelona, dónde te astillan por cualquier cosa el doble o triple que en otros sitios de la península. No voy a hablar del problema, porque está más que explicado y removido, si no, de mis motivos personales que me incitan a cambiarme cuanto antes:

– Gastos económicos absurdos: Me alucina, cada día más, en qué se gastan nuestro dinero el gobierno. El problema es que siempre ha sido así, pero ahora, es mucho más grave. Aluciné cuando saltó la noticia del desembolso de 600.000 euros, por ejemplo, para una pantalla gigante a las afueras de un hospital, que además, se tiene que apagar, para que “no gaste excesivamente”. Es tan sólo la punta de un iceberg más grande que el Everest. Nos ahogan todo lo que pueden y el poco dinero que tenemos lo invierten en gilipolleces absurdas que no aportan nada y dónde tendrían que invertir, no hacen más que recortar. ¿Cómo coño vamos a ser un país económicamente estable? a mí no me salen las cuentas, ni ahora, ni en un futuro.

– Recortes en cosas esenciales y no recortes en cosas prescindibles: No hace falta que diga, vistos los presupuestos de éste año, que no me parece precisamente la mejor opción y estrategia para salir adelante. Recortamos en educación, cultura, I+D, etc… y sin embargo, no recortamos lo que toca en casa real, sueldos de políticos, número de políticos (increíble que España tenga 266 senadores y Alemania 100, o Dinarmarca, Noruega y Suecia 0 (increíble señores). Encima, invertimos ahora tal y como están las cosas, en ejército, olé nuestros putos cojones. En un momento en que España sufre una de las peores notas medias en educación, recortamos (a crear borregos, que es lo que les interesa) y ya mejor no hablar de cultura/subvenciones, que por ejemplo, montar una empresa (actualmente, me encuentro en proceso) hoy en día implica hacerlo sin ningún tipo de ayuda (prácticamente) ya que… “no hay fondos”. Y mejor no hablo del caso Bankia, porque me dan ganas de quemar muchas cosas…

– Deportes, deportes, deportes y deportes (eso somos): No digo, conste, que no me guste tener buenos deportistas y ganar títulos, me parece perfecto y muy honorable, ser uno de los países que mejor están valorados en deporte. Pero de ahí, a vanagloriar el deporte y vender España como deporte, cuando tenemos, por ejemplo, a 7 científicos trabajando en el CERN de ginebra, 6 doctores en física e ingenierías y que eso, no se diga, me parece nefasto. El otro día leía un artículo en el magazine de La Vanguardia que era portada, que me hizo mucha gracia, ahora mismo no recuerdo exactamente como titulaban el artículo, pero era algo así: “Un golpe positivo para la ciencia española”. Por un lado, es correcto, pero por otro, precísamente deberíamos plantearnos que, pese a tener unos ingenieros y doctores con una potencia brutal, todos acaban fuera de España por no tener motivación para seguir aquí. No veo dónde está ese golpe positivo. Obviamente, recortando en I+D pocas ganas tiene la gente de desarrollar proyectos aquí, con toda la razón del mundo. Sin embargo, muchísimos deportistas sueñan con vivir y jugar en ligas de aquí, porque ahí sí que invertimos. Otra cosa que me hizo mucha gracia, una entrevista a Higuaín en la que decía, que la crisis en España no era tanto como pintaban, que no se notaba. Mejor ni respondo.

– Seguridad nefasta: Los robos, atracos, etc… han aumentado en un volumen increíblemente alto y hay un descontrol en inmigración increíble en éste país. Pero es normal que tengamos éste volumen de inmigración, a sabiendas de que ellos, en muchas ocasiones, tienen incluso más ventajas (en ayudas y términos legales) para montar aquí una empresa. Que la seguridad haya empeorado, probablemente y en cierta parte, está vinculado con la inmigración, pese lo que nos pese. Mi barrio, por ejemplo, ha pasado de ser un barrio tranquilo a ser un barrio, que aunque obviamente no llega al nivel de preocupante de otros, empieza a preocupar. Estoy personalmente harto de tener que andar con 6 ojos continuamente para que no te roben algo, de tener que dejar de llevar objetos por miedo a que alguien te lo robe o te atraque. Me da asco vivir así. El otro día precisamente hablaba con un compañero de un caso, me comentaba que en Korea puedes dejar un portátil en un sitio y ir al día siguiente y aún estaba allí, le comenté, que es un caso similar al de Japón (dónde se ha llegado a demostrar). Obviamente no existe el sitio perfecto dónde nadie robe, pero hay niveles y culturas. Él me comentaba que si él se encontrase un macbook (por decir algo) en el suelo en Korea, se lo llevaría, a lo que me preguntó si yo también lo haría. Se sorprendió al decirle yo que no lo haría, bajo ningún concepto, ya que precisamente, para mí el poder ir tranquilo por la calle, que se te olvide algo y que tengas probabilidades de encontrarlo (cosa que aquí roza el 0%), es algo que pagaría. Por lo tanto, sería incapaz de ir a un sitio sabiendo que tienen esa cultura y no hacer lo mismo, ya que precisamente, no lo haría, porque ojalá, fuésemos así aquí.

– Mi trabajo: Tampoco voy a entrar mucho en detalle, pero en general, en España, el diseño gráfico no se valora en absoluto en comparación con otros países. Ni siquiera en Barcelona. Puede que Barcelona sea el sitio más puntero de diseño gráfico en España y el que más se vuelca en ello, pero aún así, la valoración del diseño gráfico como tal, sigue sin ser suficiente. Más en época de crisis, dónde la cosa es peor. Tampoco hace falta que diga, que tener un cuarto de país en paro, es una puta animalada. O que una universidad pública empiece a cobrar lo mismo casi que una privada, o que tras haber desembolsado una puta burrada de pasta en una carrera, salgas a la calle y te encuentres con eso, la calle.

Y en fin… la cosa sigue y hay más cosas personales y no personales. Pero no hace falta decir, que tengo motivos más que suficientes para estar harto.

Anuncios

¡Deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s